¡Lo más vendido!

Información

Fabricantes

Pros y contras del uso del chupete

Pros y contras del uso del chupete

Hola mamás, hoy os vamos a contar brevemente los pros y los contras del uso del chupete en el bebé. Luego, seréis vosotros los que decidáis dárselo o no. Bueno pues aquí van.

Pros del uso del chupete

  • Reduce el riesgo de muerte súbita. Según el estudio realizado por la American Academy of Pediatrics, el chupete estimula el desarrollo de los caminos neuronales que controlan la potencia de las vías respiratorias superiores, pudiendo reducir hasta un 90% el riesgo de muerte súbita en los bebés. Esta insuficiencia respiratoria es la que explica la causa del síndrome de la muerte súbita.

  • Ayuda a calmar al bebé. La sensación que reciben los bebés cuando están mamando es de tranquilidad y seguridad. El uso del chupete satisface este reflejo de succión, calmando y reconfortando al bebé cuando está nervioso o cuando ninguna otra cosa parece funcionar.
    Se recomienda especialmente el uso del chupete en niños que padecen los molestos cólicos. Su uso tranquiliza al bebé y ¡a los padres! Si bien también se cree que lejos de aliviar los cólicos, estrechamente relacionados con la producción de gas en el intestino, el chupete puede favorecer que el niño trague más aire.

  • El bebé permanece más tiempo tumbado boca arriba. Antes de dormir el bebé se muestra más tranquilo si usa chupete. Este estado de relajación facilita que el bebé permanezca más tiempo boca arriba, tal y como recomiendan los pediatras.

  • Reduce el riesgo de caries. Si, sí, el uso del chupete reduce la dependencia del bebé al biberón, evitando la toma prolongada de líquidos. De esta manera, los bebés tienen menos riesgo de desarrollar caries en el futuro.

Contras del uso del chupete

Pero frente a estos beneficios existen una serie de riesgos derivados de su empleo que debemos tener en cuenta.

  • Menor crecimiento maxilar: La Dra. María Ruesgas, odontopediatra, advierte que “los hábitos de succión no nutritiva como el chupete y el pulgar se han relacionado con una comprensión del maxilar y deformaciones del paladar”, que en ocasiones se corrigen en cuanto se suspende el uso del chupete. Sin embargo “puede provocar problemas más serios y visibles en la carita del niño como maloclusiones dentarias permanentes y protrusión de los dientes anteriores si su uso se prolonga más allá de los 2 años”, lo que le obligará a utilizar ortodoncia.

  • Interferencia con la lactancia materna: La succión del chupete es diferente a la del pezón, por lo que el uso de chupete podría dificultar el aprendizaje de la técnica de la lactancia materna. El bebé satisface así parte de sus necesidades de succión con métodos no nutritivos y no estimula durante suficiente tiempo el pezón materno, con lo que deja de producir leche.

  • Otitis media aguda: Se sabe que el hábito de succión frecuente aumenta la producción de saliva, importante medio de transmisión de microorganismos y por lo tanto de infecciones respiratorias y virales. La colonización de las mucosas de boca y nasofaringe facilita el transporte de gérmenes al oído medio. El chupeteo constante altera también el buen funcionamiento de la trompa de Eustaquio, que protege la cavidad del oído medio del reflujo de secreciones. El hábito de succión durante una infección respiratoria permite el reflujo de secreciones nasales al oído medio, aumentando el riesgo de otitis media.

  • Candidiasis oral persistente: Esta afección que se caracteriza por la aparición de placas blancas que cubren el interior de la boca y la lengua, es frecuente en niños menores de 6 meses. Está provocada por un hongo del grupo cándida y puede contraerse, entre otros, al llevarse a la boca objetos contaminados como el chupete.

  • Mal aprendizaje del habla: Según la Dra. Ruesgas “los cambios en la cavidad oral provocados por el uso prolongado del chupete pueden producir alteración en el habla”. Hay que impedir, por lo tanto, que el niño tenga el chupete en la boca cuando comience a decir sus primeras palabras.

Esperamos, que os haya servido de alguna ayuda. En próximos post hablaremos de los tipos de chupete, cual es el mas adecuado a vuestro bebe y sobre todo a ayudaros a que deje de usarlo

Etiquetas: chupete lactancia bebés